Bienvenid@ a mi rincón de pensar

Si estás leyendo esto, seguramente aterrizaste aquí por casualidad y sin saber muy bien por qué, pero te doy la bienvenida a mi nuevo rincón. Cuando mis hijas eran más pequeñas las enviaba al rincón de pensar cuando hacían algo gordo (especialmente si se pegaban o se faltaban al respeto) para que reflexionaran a solas y en silencio sobre lo que acababan de hacer.

Y no lo hacía sólo por castigo o porque es lo que se estilaba hacer, sino porque yo soy de las que cuando doy un paso en falso o cuando tengo que tomar una decisión, suelo retirarme para poder pensar sin ninguna distracción de por medio. Pero soy de las que no sabe darle al botón de off de su cabeza y se pasa la vida dándole una y mil vueltas a todo. Desde la cosa más simple (qué comemos hoy?) hasta la más complicada (hasta ahora ha sido la de “qué hago con mi vida laboral?). Soy capaz de pasarme horas, días y meses dándole vueltas a algo. Analizo demasiado los pros y los contras. Y como soy muy cagada miedica, me cuesta muchísimo tomar grandes decisiones.

Así que por qué no volcar todas mis paranoias en un blog? Hace 20 años lo habría intentado en una libreta, pero ahora soy más de escribir a máquina. No porque no me guste escribir a mano (es más, me encanta) pero así me evito los mil y un tachones que suelo hacer cuando intento poner por escrito el batiburrillo mental que tengo habitualmente.

Necesito sacar de mi cabeza gran parte de mi pasado, analizar mi presente y plasmar lo que veo de mi misma. Porque a veces es necesario verlo y leerlo para poder tener otra perspectiva. Así que voy a intentar vaciar mi cabeza de una vez, para poder dejar espacio para las cosas nuevas. Porque necesito gritar, llorar y reír con las cosas que me pasan siendo madre o siendo, simplemente, yo misma.

Así que vamos allá.

12 comentarios:

  1. Fíjate que siempre estuve en contra del rincón de pensar como castigo. Por eso que cuentas, pensar es todo, me pasa como a ti, analizo todo mil veces y considero el pensar un premio más que un castigo.

    • Es que no debería ser castigo. Deberíamos enseñarles que hay que reflexionar sobre las cosas que se hacen porque en caliente todo se ve de una manera, pero si te dan la oportunidad de pensar sobre ello, siempre puedes verlo de otra (o no, pero la cuestión es que tengas la oportunidad). Besos mil!

  2. Aquí me quedo para conocer tus pensamientos 😀

  3. Pensar, ya la palabra llena. Me quedo por aquí acompañándote!!!

  4. A veces, escribir nos ayuda a pensar. Suerte.

    • Lo cierto es que sí. A mi me ayuda mucho porque consigo ordenar todo el caos en el que se acaba convirtiendo mi mente. A ver si soy capaz de sacar todo lo que necesito sacar, a veces creo que si no sale, se acaba enquistando y pudriendo en tu interior. Besos enormes mi niña.

  5. Pues aquí estoy, ya que no te tengo cerca, por lo menos nos pensamos aquí juntitas ❤❤❤.

    Un besos gordo

    • Si es que yo no sé porque tenemos que estar tan lejos!! Aunque ya sabes que yo te siento muy cerca y eso me llega al alma. Te quiero mil!

  6. Pues desde este espacio seguiremos tus pensamientos!! Un besazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *