Sobre mi

Yo misma

¿Quién soy? Esa es una gran pregunta. Es más, llevo preguntándome lo mismo desde que tengo uso de razón y a mis cuarenta y pocos años aún no encontré la respuesta.

Soy mujer, madre, hija, esposa, amiga, enemiga, compañera,… y no precisamente en ese orden. Llevo años buscando mi sitio en esta vida y cuando creo haberlo encontrado, siempre hay algo que me hace pensar que no, que todavía no lo he encontrado. Así que supongo que vine a este mundo para estar en constante movimiento sin saber muy bien dónde encajar. Pero es la vida que tengo y no me puedo quejar demasiado.

Siempre me ha gustado escribir, desde bien pequeña recuerdo usar las palabras para expresar todo aquello que pasaba por mi mente. Aunque muchos de esos pensamientos se quedaban metidos en mi cabeza ya que tengo la mala costumbre de inspirarme justo cuando me voy a dormir y no soy de las que se levantan a escribir para que no se les olvide al día siguiente. Es más, tengo claro que cuando despierte no recordaré ni la mitad.

He empezado unos cuantos diarios en mi vida, que nunca llegaron a más de 10 páginas, soy inconstante por naturaleza. Pero voy a intentarlo una vez más. Porque necesito expresar todo lo que pasa por mi cabeza, porque necesito escupir parte de mi vida a ver si así consigo pasar página de ciertas cosas, porque necesito ver escrito el pasado y el presente. Y porque en un futuro quiero que mis hijas lo lean y conozcan la parte más oscura de su madre.

Si has caído aquí por casualidad, te doy la bienvenida. Pero no esperes leer que la vida es de color de rosa, porque precisamente mi color favorito es el negro.

No se admiten más comentarios